Una fachada SATE permite ahorrar hasta el 70% del gasto de energía

Ahorrar en la nueva factura de la luz es posible con una fachada SATE, una rehabilitación de un edificio antiguo puede hacer que te ahorres mucho dinero. Pero además de ahorrar, aumenta el confort en el interior de las viviendas y revaloriza el inmueble.

Un parque de viviendas consume el 40% de la demanda energética de la Unión Europa. Lo que además se traduce en el 36% de las emisiones de CO2 que se generan por la utilización excesiva de sistemas de calefacción y refrigeración. ahorrar en factura de la luz

Tal causa es debido al intento de mantener las temperaturas en el interior de las viviendas para un mayor confort de los inquilinos. Pero su ineficiente aislamiento térmico hace que se deba utilizar más tiempo a más potencia los aparatos.

Un mal aislamiento hace que las viviendas sean menos eficientes energéticamente, ya que pierden energía de forma innecesaria, y además emiten gases contaminantes a la atmósfera, por no hablar del aumento en gastos con la nueva factura de la luz, pues las horas centrales del día, donde ahora en verano tanto se agradece el aire acondicionado es el tramo pico donde más cuesta.

Todo este gasto excesivo de electricidad puede evitarse mediante una rehabilitación de las fachadas de los edificios, instalando el SATE, que son las siglas de sistema de aislamiento térmico exterior. Capaz de reducir hasta en un 70% el gasto de energía, calefacción y refrigeración en las viviendas.

En que consiste el SATE

El SATE es un sistema fácil de instalar y que no supone grandes molestias para los inquilinos, pues al instalarse por el exterior no se tiene que desalojar las viviendas y no se pierde espacio habitable en el interior.

Este sistema de aislamiento térmico consiste en la instalación por la parte exterior de la fachada de unos paneles de aislamiento térmico mediante la utilización de morteros adhesivos y anclajes mecánicos. Lo que hace que sea un sistema duradero y con escaso mantenimiento.

Debido a su modularidad, permite eliminar la principal causa de la perdida de temperatura en las viviendas, los puentes térmicos, que se generan principalmente en los elementos de unión con las ventanas.

Luego se aplica una malla de refuerzo con más mortero y una capa de revoque final permitiendo dar el aspecto que se quiera a la fachada.

 

Beneficios del SATE

Además del ahorro de hasta el 70% en el consumo de energía, el edificio adquiere una eficiencia energética adecuada. Cosa que se requiere con el nuevo código de edificación CTE y que se debe seguir. Por lo que los edificios antiguos se deben amoldar a esta nueva normativa.

Esto supone también una reducción en la emisión de CO2 a la atmosfera. Pero además con la instalación del sistema SATE se elimina la aparición de humedades en el interior de las viviendas.

Un mayor confort, con una revalorización de todo el edificio y todo ello sin perder espacio en el interior de las viviendas.

En definitiva, aumentar la eficiencia y sostenibilidad energética de los edificios puede conseguirse, rápida y eficientemente, gracias al SATE; pero es importante acompañarlo de un buen sistema y de profesionales de confianza.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies