¿Qué podemos hacer para mejorar el aislamiento térmico de nuestro hogar?

Son muchos los aspectos a mejorar en las viviendas, sobre todo en las de construcción antigua, las cuales requieren una rehabilitación de fachada y una mejora en muchos aspectos. Tanto a nivel estructural por la aparición de imperfectos o grietas, como a eficiencia energética.

En el caso de la eficiencia energética un buen aislamiento térmico es lo principal para tener en cuenta. Por eso en este post te aconsejamos algunos cambios que podemos hacer para mejorar el aislamiento térmico de nuestro hogar u oficina.

ventanas se trata de evitar la fuga de calor del interior de las viviendas, y este es un punto muy importante en el aislamiento, debido a que es uno de los puntos donde se generan puentes térmicos.

Las ventanas que mejor aíslan la temperatura normalmente son las que están hechas de PVC, en vez de aluminio y las de madera que aíslan todavía menos. Si cambiamos las ventanas también deberemos fijarnos en el acristalamiento, sustituir ventanas antiguas por aquellas de doble o triple cristal nos permitirá ganar en confort y eficiencia, pero también en silencio.

Puertas, hay menos opciones, pero muy similares. Si hablamos de aquellas de acceso al jardín, y, por tanto, con un lógico parecido con las ventanas deberemos tratarlas como tal. En el caso de las puertas de acceso a viviendas el PVC sigue siendo la mejor opción.

Fachada SATE el mejor aislamiento térmico

Pero el sistema SATE es fundamental para conseguir una eficiencia energética optima. Debido a que elimina los puentes térmicos que suelen aparecer en las ventanas y puertas, es económico y sencillo de instalar.

Se trata de un aislamiento térmico exterior mediante paneles que se adhieren al edificio mediante morteros adhesivos y tacos de anclaje, con unos revestimientos que pueden darle una nueva vida a las fachadas de los edificios a la par que se aíslan. Siendo los paneles de EPS y los de EPS grafito los más empleados hoy en día, pero existen una gran variedad según las necesidades.

Debido a que es por el exterior no será necesario desalojar las viviendas y no se perderá espacio interior. Siendo la solución más viable en la rehabilitación de fachadas antiguas.

 

Como ves hay tres principales factores a la hora de mejorar el aislamiento térmico de nuestro hogar. Si bien el Aislamiento térmico de la fachada es el principal punto para mejorar en todos los edificios, la instalación tanto de puertas como ventanas puede aumentar la eficiencia de los hogares.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies