¿Por qué aislar? SATE

El 67% del consumo total de energía de un edificio es atribuible al gasto por calefacción y por aire acondicionado, como consecuencia de presentar un nivel de aislamiento térmico deficiente. Mediante la colocación de un adecuado sistema SATE de aislamiento, se reducirían considerablemente el consumo energético y las emisiones de CO2 de los edificios.

El SATE contribuye a reducir nuestra factura energética al disminuir la necesidad de calefacción y refrigeración. Además de mejorar el confort en las viviendas al evitar las oscilaciones de temperatura que se producen en los momentos del año con temperaturas más altas o bajas en el exterior.

aislamiento termico por el exterior

¿Por qué aislar?

A parte de lo dicho anteriormente en 2006 se aprobó en el CTE y el documento básico de ahorro de energía que fue revisado por última vez en el año 2013 y modificado en 2017 para adaptar su contenido a lo establecido en la Directiva 2010/31/UE del Parlamento Europeo. Recientemente, en diciembre de 2019, se aprobó un real decreto que modifica el CTE con importantes cambios. Haciendo exigente que los edificios deben limitar su consumo eléctrico, siendo más eficientes.

Razones de habitabilidad y confort

El calor, además de penetrar en las viviendas debido a un mal aislamiento térmico, es absorbido en parte por las fachadas provocando un efecto de acumulación en el cerramiento. Por ello para poder conseguir el confort interno deseado, en invierno deberemos evitar que pierda el calor que le suministra la calefacción y en verano trataremos de reducir en él la acumulación de calor por el asoleamiento. Esto se consigue más eficazmente con un sistema de aislamiento por el exterior o sistema SATE, que mantiene toda la inercia térmica del cerramiento en el interior de la vivienda.

La inversión en eficiencia energética contribuye al crecimiento económico y a la reducción de la pobreza energética.

Además, Europa se ha comprometido que en 2030 a conseguir reducir al menos un 40% de las emisiones de gases de efecto invernadero con respecto a 1990. Al menos un 32% de cuota de energías deben ser renovables y conseguir al menos un 32,5% de mejora de la eficiencia energética, tanto en edificios nuevos como en rehabilitación de fachadas.

¿Por qué esperar a tener una fachada SATE? Mejora la eficiencia energética del hogar pagando menos en la factura de la luz gracias al aislamiento térmico y consigue un alto grado de confort en un sistema que es más económico que otros, fácil de instalar, sin problemas y que requiere escaso mantenimiento.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies