¿Cómo evitar las humedades?

Con el otoño y cada vez acercándose el inverno, es normal que aumenten las lluvias en todo el territorio español. Por ello, es normal la aparición de humedades sobre todo en edificios antiguos con una fachada muy poco acondicionada para los cambios bruscos de temperatura y que filtran el agua a las capas internas.

Es por ello por lo que conviene preparar las fachadas de los edificios para evitar la aparición de estas indeseadas humedades en el interior de las viviendas, oficinas o locales comerciales.

¿Como solucionar el problema con las humedades?Aislamiento SATE contra la humedad

La mejor solución que se encuentra es la instalación del cada vez más conocido panel SATE. El SATE es un sistema de aislamiento térmico exterior que además de ser el único capaz de eliminar los puentes térmicos que suelen aparecer en las zonas sensibles de los cerramientos, es capaz de disminuir las oscilaciones térmicas haciendo que no se generen grietas en la fachada. Pero al estar por el exterior del edificio evita que se filtre el agua en el interior de la fachada evitando de tal forma la aparición de humedades por condensación y por filtraciones.

Aspectos para tener en cuenta en la instalación del aislamiento térmico exterior

El sistema SATE es fácil, sencillo de instalar y con un coste realmente bajo con respecto a otros sistemas de aislamiento térmico de fachadas. Pero para que funcione en sí, debe ser instalado por una empresa que lo conozca, que utilice todos los materiales necesarios (puesto que la sustitución de alguno de los elementos como los tacos, las mallas o morteros puede afectar negativamente al aislamiento total). Además de un correcto manejo de las placas de SATE.

Debido a que el SATE viene en forma de placas o paneles, estos se pueden cortar para adaptarlos, según las necesidades de la rehabilitación de fachada. Pudiendo ser cortados de forma recta o en ángulo. Pero para que el corte sea limpio y eficaz, se requiere de la utilización de las herramientas de corte SATE adecuadas.

Otras ventajas del aislamiento térmico exterior

Para finalizar este post le presentamos, además de la ventaja en evitar la aparición de humedades en las viviendas que proporciona el SATE. Su principal ventaja es la del aislamiento térmico, como su nombre indica, puesto que con ello no será necesario el uso excesivo de los equipos de calefacción durante el invierno, ni los de refrigeración durante el verano, consiguiendo un ahorro en la factura de la luz. Por otra parte, y gracias a las técnicas que se aplican es un sistema que no necesita casi mantenimiento con unos acabados que harán revalorizar un edificio, dándole unos toques de modernidad.

Este sitio web utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies